Formamos Buenos Cristianos y Honestos Ciudadanos

INSTITUCION EDUCATIVA DOMINGO SAVIO

Sistema Preventivo De Don Bosco Mas Que Un Manual Una Nueva Propuesta De Amar  Nuestro Rol De Formadores

Por:

ANDREA PAOLA GOMEZ TORRES

Psicorientadora

“Criar hijos es una aventura de amor…”

Convencido de su fe cristiana y su labor como formador y guía de jóvenes necesitados, Don Bosco, nos deja como legado el sistema preventivo el cual obedece a una concepción humanista cristiana y  totalmente contrapuesta a la forma en que en aquella época se concebía la educación. Se podría claramente decir que este sistema se convierte en su filosofía, en la cual deja muy clara la dignidad del hombre como hijo de Dios, como también expone que si bien el pecado hiere la condición humana, el hombre, en particular el joven, es capaz de superar el mal y por más desgraciado que sea, el joven siempre guarda una pisca de bondad. En esta búsqueda de la verdad y la felicidad juega un papel importantísimo los sacramentos.

Todo su método se sintetiza en la frase “buen cristiano honesto ciudadano”.

Partiendo de la filosofía de Don Bosco, podríamos decir que la  labor de formar, debe arrancar desde las necesidades particulares de los jóvenes, no es de educadores medir grupos bajo la misma mirada impositora, sin tener en cuenta la historia de cada uno de nuestros chicos. Ya Don Bosco nos propone la persuasión, el amor y la amistad como medios eficaces para lograr una cercanía y un cambio positivo en nuestros educandos.  Teniendo en cuenta que son los padres los primeros formadores de la vida, en valores y en enseñanzas, y  que a estas edades los interrogantes y los por qué se vuelven el pan de cada día, todo esto se nos convierte casi en un reto, superar las expectativas de estos jóvenes exige padres, madres y educadores con gran capacidad de diálogo y amor en sus corazones.

Nuestro llamado es una sencilla y sentida invitación a tener en cuenta que sus hogares deben concebirse cómo templos en dónde la fe cristiana,  y legados cómo el que nos deja este hombre profundamente santo deben ser los que sirvan de norte en esta hermosa aventura.